jueves, 24 de enero de 2013

SITUACIÓN POLÍTICA NACIONAL 20 de Enero 2013





1.- EL SISTEMA DE EXPLOTACIÓN


Al interior de la actual crisis del capitalismo, se están verificando ajustes en países del capitalismo periférico y en Europa, como España y Grecia. Dichos ajustes, en el caso latinoamericano, significan aumentar la superexplotación de la mayoría del pueblo, lo que se expresa en potenciar la precarización del trabajo, la flexibilidad laboral y tercerización de lo servicios. En Europa esto se expresa en una cesantía gigantesca.  Sin embargo, estos ajustes no son evidencias de una supuesta “crisis terminal del capitalismo”. Si así fuera, sólo tendríamos que esperar que el capitalismo perezca y luego sepultarlo.

Los ajustes del capitalismo planetario, que provocaron una desaceleración de la economía, no impactaron negativamente en Chile. Incluso, la CEPAL señaló que Chile además del crecimiento económico de 2012 (5%), se proyecta un PIB de 4,8%[1] para 2013.  La cifra supera los crecimientos económicos de Brasil, México, Argentina.  El avance del Bloque en el Poder, se debe a que la desaceleración económica mundial, sobre todo en China, no provocó una disminución en la compra de materias primas (sobre todo cobre, forestales, pesca).  Otros factores que incidieron en la cifra fueron el consumo interno y la absorción de fuerza de trabajo, que no implica que los sueldos y salarios mejoren.

Quienes no saben de crisis ni de penas, son las ISAPRES, quienes obtuvieron ganancias récord por $66 mil millones de pesos entre enero y septiembre de 2012[2].  La cifra representa un alza de un 36,1%, con respecto al mismo período del año anterior.  De hecho, el PIB considerado desde enero a octubre de 2012 creció un 5,7%[3].   Las actividades que mayor crecimiento evidenciaron fueron: minería, servicios personales, servicios empresariales y comercio; en tanto, la demanda interna creció un 8%, debido al consumo y a la inversión que fueron los elementos más dinámicos de la economía, el consumo se orientó al gasto en los hogares de bienes y servicios, mientras que la inversión se verificó en la compra de maquinarias y equipos.  ¡QUÉ DECIR DE LA GRAN DEMANDA DEL MES DE DICIEMBRE Y EL IMPULSO A LAS GRANDES CADENAS COMERCIALES Y PRODUCTIVAS QUE SIGNIFICA LA CARIDAD MAL ENTENDIDA LLAMADA TELETÓN!  Otro dato de la causa, lo encontramos en la Balanza Comercial, que contó en 2012 con un superávit de US$2.621 millones[4].  La cifra surge de la comparación entre exportaciones que alcanzaron entre enero y octubre a US$64.425 millones e importaciones por US$61.804 millones.

Los Bancos son otros que no saben de crisis terminales ni de penurias.  Se estima que para 2012, la Banca en su conjunto habría acumulado ganancias por US$2.815 millones[5].  Las mayores ganancias la obtuvo el Banco de Chile (controlado por el Grupo Luksic, con US$799,04 millones); lo sigue el Banco Santander Chile (controlado por el Grupo Santander España, US$684,68 millones), en tercer lugar encontramos al Banco de Crédito e Inversiones (controlado por la Familia Yarur, US$444,99 millones).

Por otro lado, día a día, el curso de la economía demuestra la inexistencia del libre mercado, la libre competencia y los precios de equilibrio.  En todo el aparato económico nacional impera el monopolio y la centralización.  Los economistas burgueses, los políticos al servicio del conjunto del capital, hacen lo imposible para que el discurso ideológico sobre la existencia de un modelo liberal sea creíble.  De esa forma, la Corte Suprema determinó el pago de $800 millones a la Compañía Chilena de Tabacos, por estimar que la empresa realizó prácticas atentatorias en contra de la “libre competencia”[6].  La citada empresa, ¡había sido multada en 2006, por la misma causa!,  Otro ejemplo, entre muchos, fue el famoso caso de los pollos (colusión de Agrosuper, Aristía y Don Pollo, productores del 92% nacional, para robarle al pueblo manteniendo los precios altos) y la colusión de las farmacias donde se sentencia en la misma Corte a farmacias Cruz Verde, por “competencia desleal”[7].  No tenemos que ser economistas, para comprender que en el rubro Farmacias existe un severo y riguroso oligopolio, que contradice la existencia de una economía liberal.  En  ninguno de estos robos ha habido sentencias ejemplares de prisión, solo multas irrisorias en comparación con las ganancias obtenidas con estos despojos a los bolsillos populares.

Los datos anteriores, a los cuales falta agregar muchos más elementos de la actividad económica, nos permiten concluir que no existen nubes en el horizonte para el Bloque en el Poder, es decir, para el conjunto de las fracciones de la clase dominante chilena, Bloque que está hegemonizado, bajo la conducción de la burguesía monopólico-financiera, que impuso su dirección desde 1975.  Sólo encontramos luchas fragmentadas, parciales, que estallan ante los brutales avances del capitalismo, pero que luego se diluyen en el olvido o la lucha economicista.  Ni pensar, por largo tiempo, en algo que se parezca a una crisis interburguesa, o, una crisis nacional o alguna fisura en el sistema de dominación. 

La burguesía en su conjunto, en cuanto a lo económico, goza de buena salud.


2.- EL SISTEMA DE DOMINACION Y REGIMEN POLITICO


Luego de un primer año de relativa expectación, el movimiento social toma la iniciativa en el segundo año del gobierno del especulador Piñera, manteniéndola en parte durante el 2012. Sin embargo, el movimiento social no logró expresarse en una propuesta política, manteniendo la dispersión ideológica y y la fragmentación de las organizaciones sociales lo que facilitó la retoma de la iniciativa por las clases dominantes, a través del gobierno, por medio de la represión y los acuerdos con la oposición, como siempre, a espaldas del pueblo. En el plano político de las comunicaciones, las clases dominantes cuentan con los recursos y los agentes de sobra para manipular la opinión pública.

Ante la mayoritaria abstención electoral del 60 % en las municipales, que deja al descubierto el aislamiento de las fuerzas políticas burguesas: alianza y concertación, además de la fragilidad de la actual institucionalidad pinochetista y concertacionista, algunos políticos burgueses se atreven a emitir breves balbuceos acerca de una Asamblea Constituyente, por supuesto controlada por el parlamento, pero rápidamente se reacomodan, cierran filas, ocultan con cortinas de desinformación el golpe recibido, y cobijándose en el amparo de la actual institucionalidad, y a pesar de la pérdida de millones de votos, logran con su misma prensa legitimar a la casi totalidad de los cupos ganados por ambas coaliciones, aun cuando los alcaldes son electos con sólo 12 al 14% del electorado. Esto da cuenta con claridad la crisis de legitimidad, representatividad y participación del actual régimen político, lo que no significa en ningún caso aun, la conquista de una conciencia popular que busque hegemónicamente la conformación de sus propias instituciones populares.  

Frente a este escenario, se desarrolla una ofensiva que apunta a la rearticulación del sistema de dominación, en donde el factor represión pasó a jugar un rol central y permanente, conjuntamente con el manto ideológico que intenta legitimar la acción represiva. Es la forma con que las clases dominantes intentan contener y frenar el proceso ascendente de las movilizaciones y de la protesta social. Lo intentaron en Aysén y Freirina, pero pudo más la unidad y movilización de todo un pueblo. Lo están intentando con el pueblo nación Mapuche, con la  invocación del uso de la Ley Antiterrorista para juzgar a los mapuche, amenazar con implantar el Estado de excepción y nuevas fórmulas represivas contra el pueblo hermano, postergando y criminalizando una vez más sus legítimas demandas de territorio y autonomía.

En este marco, no es descartable, que las clases dominantes implementarán incluso cambios cosméticos de la institucionalidad con el objetivo de volver a legitimar su institucionalidad protectora.

Por lo tanto, en la coyuntura electoral de fines de año, se la jugarán por aquel candidato(a) que logre asegurarles una continuidad sin sobresaltos, este(a) debe ser uno(a) que concite el apoyo popular. Sin duda el personaje que mejor representa estos intereses, es la Sra. Michelle Bachellet, tras el cual se alinea la concertación remozada con nuevos y viejos aliados. Aquí la dirección del Partido Comunista, hoy asume con mayor fuerza su carácter reformista, sumándose nuevamente como vagón de cola a los defensores del sistema dominante.


3.      EL MOVIMIENTO SOCIAL Y LAS ASAMBLEAS TERRITORIALES


Las movilizaciones surgidas desde el 2011 con Magallanes, Hidroaysén, estudiantes universitarios y principalmente  secundarios, demostró la pérdida de hegemonía (legitimidad) por parte del sistema político y económico, fruto de la acumulación del descontento efecto de la profundización del sistema capitalista.

El movimiento estudiantil apoyado por sectores sociales, logró el 2011 tomar la iniciativa con la masividad de las movilizaciones y concitar el apoyo de la mayoría de la población, obligando al gobierno a cambiar ministros en dos oportunidades y producir un aumento significativo en las cifras de rechazo hacia el gobierno. Sin embargo los estudiantes no lograron los objetivos fundamentales de sus demandas como es educación gratuita y fin al lucro.

Magallanes mostró un camino: la unidad del pueblo en toda la región, expresada en asambleas ciudadanas coordinadas como una expresión de rebeldía por fuera de la institucionalidad. Al mismo tiempo instala la crítica al centralismo de Santiago.

Las nuevas expresiones de movilización del 2012, con Aysén movilizado durante 40 días de enfrentamientos directos con las fuerzas represivas, mostraron un nivel de organización y lucha superior del pueblo, que evidenció la posibilidad de neutralizar a las fuerzas represivas. Sin embargo, no logra doblar la mano al gobierno quien coopta y divide a una mayoría significativa de la dirigencia, quienes abandonan a las bases y se suman al bando oficialista. En esta coyuntura, cabe destacar la actitud consecuente de una minoría de dirigentes donde destaca Honorino Angulo.

Diferente es el caso actual del movimiento socioambiental de Valle del Huasco, que se inicia en la localidad de Freirina, quienes logran desde sus propias bases tener mayor control de sus dirigentes con respecto a los objetivos que las propias comunidades han construido, fortaleciendo de este modo, el horizonte hacia la construcción de embriones de Poder Popular y demostrando nuevamente que se puede romper la hegemonía ideológica del capitalismo por el eslabón más débil. También es necesario recalcar que en Freirina se ha legitimado la lucha contra la brutal agresión de las fuerzas represivas del Estado y de las mismas empresas, asumiendo la importancia de la autodefensa y la conciencia de lucha popular contra sus agresores.

Como balance parcial, a partir de estas experiencias de lucha del pueblo, se logran formar asambleas ciudadanas, territoriales y populares en más de 20 comunas a nivel nacional las cuales reflejan la necesidad de organización autónoma del pueblo respecto a los poderes institucionales de los poderosos. No obstante, desde un análisis crítico todas estas movilizaciones distan mucho de estar coordinadas y cohesionadas, y se mantiene aun un nivel importante de dispersión ideológica y de lucha local.

Finalmente, no se ha logrado conformar, sino puntualmente, un movimiento de trabajadores que se integre a estas movilizaciones. Sus sectores más organizados siguen movilizándose exclusivamente por reivindicaciones económicas, lo que evidencia el peso del reformismo, ejemplificada en la continuidad política en la dirección de la CUT actual con el Partido Comunista a la cabeza, reflejando los grandes desafíos que las fuerzas revolucionarias tenemos para este periodo.


4.      EL GRAN DESAFÍO PARA EL ACTUAL PERIODO ES RECONSTRUIR EL MOVIMIENTO POPULAR


El objetivo central es fortalecer la conciencia del pueblo, y avanzar en la conciencia de clase. Debemos apuntar a fortalecer el trabajo en la base social, en un contexto de agitación y rearticulación de las demandas populares más sentidas; multiplicar los niveles de movilización y de lucha; potenciar la organización popular al margen de la institucionalidad burguesa, multiplicando y  fortaleciendo la construcción de asambleas populares y las diferentes formas de organización de base hacia la unidad de los/as Trabajadores/as y el Pueblo.

En el contexto del movimiento social, a las nacientes organizaciones como asambleas y coordinadoras sociales-populares, les cabe el rol fundamental de construir fuerza social clasista, y ser los portavoces de las demandas populares; transformarse en los lugares de encuentro fundamentales, donde se organice y planifique las próximas movilizaciones y luchas, además de concretar la solidaridad de clase nacional, con los hermanos que en cualquier parte del territorio manifiesten su descontento y su rechazo al sistema.

A lo largo del país se multiplicarán las manifestaciones de descontentos en defensa del medio ambiente, en especial las movilizaciones en defensa del agua en el Norte que no sólo golpea a los pequeños agricultores y al resto de la población, sino también, la oposición a la instalación de hidroeléctricas en el Alto Maipo en la región metropolitana, la instalación de termoeléctricas y focos contaminantes de generadoras de carbón en diferentes localidades. Este aspecto es trascendental, pues es tarea de las fuerzas revolucionarias no solo apoyarlas, sino promover la unidad de estas luchas desde las bases, comunidades y organizaciones populares hacia una gran lucha transversal por el proyecto popular. 

Debemos insistir en las movilizaciones y formas de lucha permanentes, que se instalen a pesar de la institucionalidad burguesa y de sus aparatos represores, al tiempo que se debe construir espacios propios, donde el pueblo discuta, se eduque, construya organización y planifique los siguientes momentos del proceso de lucha. Todo esto aumentara la conciencia del pueblo y su moral.

Debemos tomar consciencia y revertir la situación de dispersión social y fragmentación de las organizaciones populares, pues contribuye esta situación a la mantención del sistema y fortalecimiento de las clases dominantes.

Debemos avanzar en el encuentro de los diferentes colectivos y organizaciones políticas, terminar con los trabajos parcelados, locales, encerrados como feudos, con caudillos que fomentan las desconfianzas y la dispersión.

Será el avance del movimiento social hacia el campo popular y el desarrollo de propuestas, plataformas y elementos programáticos, el aporte que desde éstos espacios debemos hacer, como fuerzas de la izquierda desconfiada, la izquierda más consecuente, la izquierda revolucionaria, para que juegue un rol más propositivo en el proceso de acción conjunta, de unidad de la lucha y en la unidad del pueblo, elementos indispensables para construir una fuerza política con perspectivas de poder, con horizontes de Poder Popular.





¡¡A Fortalecer la Unidad del Pueblo!!


¡¡Crear, Fortalecer y Multiplicar el Poder Popular!!


12º ENCUENTRO COORDINADOR DE ASAMBLEAS METROPOLITANA

CON LA PARTICIPACIÓN DE ASAMBLEAS REGIONALES
FREIRINA, OVALLE, SAN ANTONIO, PUTAENDO.


[1] “Perspectivas económicas para América Latina”.  Radio Universidad de Chile.  Octubre 25 de 2012.
[2] Radio de Cooperativa.  Octubre 15 de 2012.
[3] Radio Universidad de Chile.  Noviembre 19 de 2012.
[4] El Mercurio.  Diciembre 07 de 2012.
[5] Radio de Cooperativa.  Noviembre 30 de 2012.
[6] Radio Universidad de Chile.  Diciembre 04 de 2012.
[7] Radio Universidad de Chile.  Noviembre 30 de 2012.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

Publicar un comentario